NUESTRO DIRECTOR

Bruno Axel es un artista ecléctico y carismático; violinista, compositor y director de orquesta.

El violín es su instrumento principal.
La razón por la cual se enamoró de la música.

 

Se especializó en clásico, aunque su curiosidad le adentró en el flamenco, el violín eléctrico, el violín barroco y prácticamente todos los estilos y especialidades de este instrumento.

Empezó a improvisar desde pequeño y siempre le ha gustado inventarse o cambiar pasajes musicales.
Ha compuesto música de concierto, bandas sonoras, música escénica, electrónica, flamenco, al fin y al cabo, MÚSICA.

El arte de inventar le ha creado un estilo, con influencias que van desde Bach, su principal mentor,
hasta Pink Floyd, Jimmy Hendrix, Erick Satie o Paco de Lucía.

La faceta de director de orquesta le surge tras años de realizar proyectos musicales y tocar en orquestas sinfónicas como la de Sevilla. Estudió en Sevilla, Londres, Alemania y, finalmente, Nueva York.

 

Dirigió por primera vez un pequeño concierto con la orquesta Joven de Andalucía a los veinte años.

 

La Stravinsky Cinema Orchestra, La Orquesta Sinfónica de Cuenca, La Barbieri Symphony Orchestra, o el Ensamble Atlántida representan algunos de sus trabajos.

 

La música clásica es su primera formación; pero el cine, la música contemporánea y los proyectos creativos multi-disciplinares son parte de su especialidad como director.

Bruno encara el proyecto Moonlight Symphony tras el éxito de sus últimas creaciones. El Bosque de los Sumergidos en el Teatro de la Maestranza de Sevilla, el proyecto de Música en Movimiento o la dirección de la BSO de E.T. junto a la La Barbieri Symphony Orchestra en el Teatro de la Zarzuela en Madrid son algunos de sus últimos trabajos.